Gabinete Medio Ambiental
 

RESPUESTA :

Las estaciones de servicio, centros de distribución, lavaderos de vehículos así como todos los centros productores de residuos peligrosos, están obligados a cumplimentar una serie de trámites que establece la normativa actual en materia de gestión de residuos tóxicos y peligrosos.

La gestión de residuos establece como prioritarias las tareas encaminadas a reciclar, reutilizar y/o reducir en origen la producción de residuos, siendo esta última la más deseable de las tres opciones, ya que el residuo menos costoso (económica, social y ambientalmente) es el que no se produce.

En este sentido la prevención en la generación de residuos, es el primer principio sobre el que se sustenta el II Plan Nacional de Residuos Peligrosos y se antepone a las diferentes opciones de gestión y tratamiento. Mediante la aplicación de las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) es posible disminuir y hasta eliminar la producción de residuos peligrosos generados en un mismo proceso productivo, como por ejemplo, la degradación biológica in situ, el reciclado de aguas mediante filtros y depuradoras, la implantación de procedimientos de limpieza de equipos, de carga y descarga de materias primas, etc.

Es por ello que la minimización de residuos peligrosos, entendida como el conjunto de esfuerzos llevados a cabo para disminuir la generación de los mismos en los procesos productivos de los que son consecuencia, se plantea como la alternativa de gestión más respetuosa con el medio ambiente.

En esta línea, la normativa actual obliga a todas las estaciones de servicio, centros de distribución y lavaderos de vehículos, a inscribirse como Productores de Residuos Tóxicos y Peligrosos y a elaborar y remitir a la Comunidad Autónoma correspondiente un Estudio de Minimización de dichos residuos por unidad producida, comprometiéndose a reducir la producción de residuos tóxicos y peligrosos, en la medida de sus posibilidades. Este estudio, deberá realizarse cada cuatro años desde la entrada en vigor de dicho reglamento.

Un estudio o plan de minimización de residuos peligrosos es un documento donde la empresa productora presenta a la administración una serie de datos relativos a su producción de residuos, así como su capacidad e intención de reducirla en los próximos cuatro años mediante la aplicación de medidas correctoras o implantación de nuevos procesos o maquinaria.

La minimización de residuos se presenta como una alternativa interesante porque reduce el volumen del residuo generado por la industria, disminuye la carga contaminante lanzada al ambiente y optimiza el proceso productivo. Para la industria, esta estrategia implica beneficios económicos ya que ahorra energía, materias primas y coste de la gestión de residuos, así como mejora su imagen en el mercado por lo que este estudio se presenta como algo útil y válido para la empresa productora.